Un día de 1980, el siciliano Domenico Dolce y el milanés Stefano Gabbana se conocieron en Milán. El talento como modisto de Domenico y el gusto y la formación como diseñador gráfico de Stefano hicieron que la fusión de ambos en el dúo y marca Dolce & Gabbana diera como resultado la combinación perfecta

0